Proyecto para garantizar el derecho a la tierra y acabar con la exclusión de género

Beneficiario: Trocaire
País: Uganda

Resumen

En Uganda, Trócaire se asoció con el Movimiento por la Equidad de la Tierra de Uganda (LEMU) y la Organización de Desarrollo Integrado de la Diócesis Católica de Soroti (SOCADIDO) para poner en marcha el Proyecto para Asegurar los Derechos a la Tierra y Acabar con la Exclusión de Género. Este proyecto abordó los desequilibrios de poder entre hombres y mujeres para prevenir y responder a Violencia de Género, y mejoró la tenencia de la tierra y los derechos de propiedad en Uganda.

Resumen del impacto

28,493

Beneficiarios directos e indirectos del proyecto

142

Personas formadas en la prevención de Violencia de Género

54%

De los participantes son ahora más conscientes de Violencia de Género a través del proyecto

Antecedentes de la situación

En el noreste de Uganda, donde la tierra es una fuente de riqueza y poder, la mayoría de las personas tienen derecho a sus tierras mediante acuerdos de tenencia consuetudinarios. Las normas sociales perjudiciales que sugieren que las mujeres no pueden ser propietarias de la tierra ó las viudas no tienen derecho a permanecer en la tierra marital después de la muerte de su marido se han utilizado para justificar el acaparamiento de tierras de las mujeres. Un estudio indica que el 85% de las viudas de esta zona experimentan conflictos por la tierra en los primeros seis meses de viudez, y otro descubrió que el 58% de las mujeres divorciadas experimentaban conflictos por la tierra. Cuando las mujeres intentan hacer valer sus derechos sobre la tierra, corren el riesgo de sufrir más violencia psicológica, emocional, ó física. Los responsables de la justicia de la tierra y la comunidad en general suelen ser insensibles a las violaciones que sufren las mujeres, y menos del 5% de los conflictos se resuelven en un tribunal.

Enfoque del proyecto

¡Trócaire y sus socios adaptaron el enfoque SASA! Faith, una metodología probada que aborda los desequilibrios de poder entre hombres y mujeres para prevenir y responder a Violencia de Género, con el fin de mejorar la tenencia de la tierra y los derechos de propiedad en Uganda. Ayudaron a las mujeres a documentar sus derechos sobre la tierra formando a líderes consuetudinarios y comunitarios en el uso de un mecanismo alternativo de resolución de disputas (ADR) sensible al género para resolver conflictos sobre la tierra. Para garantizar que las mujeres ejercieran sus derechos y aseguraran su tenencia, el proyecto promovió el uso de la aplicación MyGPS para averiguar y determinar los límites según el sistema consuetudinario y luego documentó los derechos de las mujeres sobre la tierra mediante una demarcación sensible al género. Además, el equipo del proyecto facilitó diálogos comunitarios sobre Violencia de Género y normas de género perjudiciales, y proporcionó acceso a servicios de derivación actualizados a las supervivientes de Violencia de Género .

Aprendizaje notable

Durante los dos años de ejecución del proyecto, Trócaire y sus socios ayudaron a 53 mujeres y 87 hombres a documentar y demarcar un total de 356,83 acres de tierra. Los activistas comunitarios y los líderes de los clanes también llevaron a cabo sesiones de concienciación que proporcionaron a 4.191 personas las habilidades y los conocimientos necesarios para demarcar y documentar sus tierras utilizando métodos consuetudinarios. La ADR se utilizó para resolver con éxito las disputas por la tierra de 98 hombres y mujeres de manera que las dos partes pudieran seguir coexistiendo pacíficamente como vecinos ó familias.

Al final del proyecto, el 73% de las mujeres y el 71% de los hombres encuestados en las comunidades destinatarias declararon que no aceptaban la desigualdad de género ó comportamientos que conducen a Violencia de Género, lo que supone un aumento de más del 60% con respecto al inicio del proyecto. Como resultado de las sesiones de formación destinadas a aumentar la concienciación sobre la prevención de Violencia de Género , un líder de clan masculino declaró

"Es cierto que tanto las mujeres como los hombres pueden sufrir violencia, pero está claro que las mujeres corren un mayor riesgo, y nosotros, como hombres, tenemos que reconocerlo y ver cómo acabar con el ciclo".

- Jefe de clan masculino

Algunas de las normas sociales positivas que se adoptaron de forma más generalizada gracias al proyecto fueron el derecho de las mujeres y las niñas a heredar los bienes de sus padres ó maridos, así como la creencia en la responsabilidad colectiva y la toma de decisiones en los hogares. 

Video

Informe del proyecto

Rejilla de salida

Contenido relacionado

Rejilla de salida