La importancia de la igualdad de género en la conservación: Entrevista

En el pasado, la política de conservación rara vez prestaba atención a las cuestiones de género. Pero esto está cambiando ahora, y por una muy buena razón: Considerar el género cuando se planifica la política ayuda a asegurar que las mujeres se beneficien de la acción de conservación tanto como los hombres.
En muchos países, tanto las mujeres como los hombres dependen de las áreas protegidas para vivir, pero, sin embargo, tienen papeles, acceso y experiencias diferenciadas. Por ejemplo, las mujeres y los hombres pueden desempeñar papeles diferentes dentro de su comunidad, teniendo diferentes responsabilidades tradicionales dentro de la vida económica de su familia, ótienen un acceso desigual a los ecosistemas naturales y sus usos.
Estas diferencias suelen adoptar la forma de desigualdad de género: las mujeres suelen tener menos acceso a los recursos naturales que los hombres y participan menos en las decisiones sobre la conservación y la gestión comunal de las áreas protegidas. Por desgracia, este tipo de desigualdades de género tienden a restringir la independencia económica de las mujeres, manteniéndolas en la pobreza y socavando el uso y la gestión sostenibles de las áreas protegidas. Pero una política que tenga en cuenta el género puede mitigar estas diferencias, aumentando los beneficios de la acción de conservación para mujeres y hombres por igual.

Por ejemplo, la UICN está trabajando actualmente con el Gobierno de Malawi para planificar la restauración de 45.000 km2 de paisaje forestal, como parte del Desafío de Bonn 2011, un esfuerzo internacional para restaurar 1,5 millones de km2 de tierras degradadas y deforestadas del mundo. En la fase de planificación, el personal de la UICN se preocupó de entrevistar a mujeres y hombres de Malawi, preguntándoles por sus prioridades. Las respuestas fueron reveladoras: mientras que los hombres instaron sobre todo a plantar "cultivos comerciales" -es decir, especies de árboles que producen carbón y madera-, las mujeres tendieron a pedir árboles medicinales y frutales. Al plantar una mezcla de especies preferidas por las mujeres y los hombres, los conservacionistas podrían mejorar simultáneamente la seguridad económica, la salud y la nutrición de la población local.

Desde 1998, los esfuerzos de la UICN para asegurar que la igualdad de género se tenga siempre en cuenta en su trabajo han sido encabezados por su Oficina Mundial de Género (GGO), con sede en la oficina de la UICN en Washington D.C. El cometido de la GGO es dotar a los Miembros, oficinas y comisiones de la UICN de políticas, apoyo técnico y herramientas de innovación para una política de conservación que tenga en cuenta las cuestiones de género.

Aquí, entrevistamos a Jackie Siles, Directora del Programa de Género y a Jamie Wen-Besson, Oficial de Comunicaciones de la GGO de la UICN.

Jackie, Jamie, ¿por qué es tan importante la igualdad de género en la conservación?

Jamie: ¡Hola, gracias por entrevistarnos y estamos tan contentos de que nos lo pidan! En pocas palabras, la conservación efectiva no es posible sin las voces, el conocimiento, las soluciones y las contribuciones de las mujeres, que constituyen la mitad de cada población. Sus capacidades de adaptación las convierten en un recurso importante para abordar los desafíos climáticos y ambientales. Los economistas estiman que las mujeres constituyen el 80% de las decisiones de gasto del hogar y que representan el 43% de la fuerza de trabajo agrícola mundial, y la FAO estima que la igualdad de acceso de las mujeres a los servicios de extensión y al crédito podría aumentar los rendimientos agrícolas en un 20-30%. Sin embargo, la desigualdad es una barrera a este potencial: actualmente las mujeres tienen acceso al 5% de los servicios de extensión y al 1% del crédito agrícola, mientras que el 90% de las 143 economías tienen al menos una ley que restringe la igualdad económica de las mujeres. También es importante recordar que los programas de desarrollo mundial reconocen que la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer son cuestiones de derechos humanos fundamentales y de justicia social.

¿Cómo es un día típico en su trabajo en la Oficina Global de Género? ¿Qué aspecto de tu trabajo te gusta más?

Jackie: En la Oficina Global de Género, no hay dos días iguales. En un momento, estoy viajando a varias regiones del mundo para proporcionar apoyo técnico y asesoramiento a los países miembros, socios, comunidades locales ónegociadores medioambientales y climáticos. Mientras tanto, algunos de mis colegas llevan a cabo investigaciones y análisis de datos y trabajan en la construcción de un enfoque basado en pruebas y datos sobre el género, la conservación y el medio ambiente. Para todos nosotros, lo mejor de nuestro trabajo son las personas y las comunidades con las que trabajamos. Tenemos la misión de atender sus necesidades y ayudar a aportar soluciones que funcionen para ellos, ya sea llevando a cabo actividades de promoción, involucrando a los gobiernos, trabajando sobre el terreno, colaborando con donantes y socios, construyendo conocimientos óhaciendo trabajo político.

Una herramienta clave en la planificación de políticas en las primeras etapas es el Análisis de Género. ¿Puede decirnos cómo funciona esto?

Jackie: El análisis de género es el primer paso fundamental para integrar el género en el diseño de políticas, programas y proyectos. Un análisis de género busca hacer una amplia gama de preguntas a las comunidades locales que están diseñadas para proporcionar una visión de los roles, responsabilidades y brechas de género que existen. Las respuestas no sólo iluminan los posibles riesgos y oportunidades asociados a las intervenciones, sino que también ayudan a establecer indicadores y datos de referencia con los que esperamos medir eventualmente los progresos. Si bien las diferentes instituciones y empresas realizan los análisis de género de manera diferente, todas deberían tratar de priorizar las medidas basadas en el aprendizaje y la comprensión.

¿Qué otras herramientas y estrategias tiene la Oficina Mundial de Género para asegurar que las mujeres estén plenamente representadas en todos los niveles de las acciones de la UICN, por ejemplo, como beneficiarias, responsables de la toma de decisiones y conservacionistas?

Jamie: La Oficina Mundial de Género cuenta con numerosas herramientas y enfoques estratégicos para buscar la participación activa y significativa de la mujer a todos los niveles. En la UICN, el equipo apoya una red de coordinadores de género en todos los programas mundiales y regiones de la UICN para ayudar a la participación activa de toda la Secretaría en cuestiones de género. El equipo también participa en la colaboración con colegas del PNUD y la UICN en el desarrollo de un programa de certificación de género que reconoce la labor de las oficinas de la UICN que tienen en cuenta las cuestiones de género y que está diseñado para promover el intercambio de las mejores prácticas. A nivel de la toma de decisiones, el equipo trabaja para proporcionar datos y pruebas que revelen la realidad tanto de las diferencias como de los avances en materia de género y también ayuda al diseño de políticas y a la promoción. En el ámbito de la conservación, el equipo trabaja en estrecha colaboración con los colegas de la UICN y los asociados donantes sobre el terreno para asegurar que los programas y proyectos ejecuten intervenciones que mejoren los resultados de la conservación mediante el fomento de la igualdad entre los géneros y el empoderamiento de la mujer.

Además, una forma muy importante de avanzar en nuestra labor es mediante la elaboración de planes de acción sobre el cambio climático en materia de género (ccGAP), en los que el equipo trabaja con los gobiernos nacionales en la catalogación de los marcos jurídicos sobre el género y el medio ambiente, evaluando el género en cada sector prioritario del medio ambiente y las oportunidades innovadoras que existen para promover el empoderamiento de la mujer al tiempo que se mejora el medio ambiente. En Egipto, esto ha dado lugar a la creación de taxis acuáticos del Nilo a cargo de mujeres para que éstas se ocupen de su seguridad en los espacios públicos y, al mismo tiempo, proporcionen medios de transporte más respetuosos con el medio ambiente. En el Perú, el ccGAP ha dado lugar a la creación de centros de coordinación sobre cuestiones de género en el Ministerio de Energía, sistematizando así el compromiso con la igualdad de género.

Pero no todos estos ccGAP son a nivel nacional, a veces son subnacionales. De hecho, el equipo trabajó recientemente con el PNUD de México en el desarrollo de un ccGAP histórico, el primero para una zona protegida gestionada por los pueblos indígenas. La UICN y sus asociados trabajaron en estrecha colaboración con el pueblo comcá'ca para poner de relieve las experiencias, conocimientos, prioridades y necesidades singulares de las mujeres y hombres indígenas de Sonora para diversificar los medios de vida a fin de reforzar la capacidad de recuperación.

¿Encuentra la Oficina Global de Género mucha resistencia por parte de los especialistas de la UICN y/oólos interesados en el terreno en su misión de garantizar la igualdad de género en todas las acciones de conservación?

Jackie: Somos afortunados de trabajar en una organización que fue una de las primeras en adoptar el género como una parte esencial de las agendas globales de desarrollo, conservación y medio ambiente. Hemos encontrado que la mayor resistencia se debió en realidad a la falta de conocimiento sobre el papel crítico de la mujer en la conservación del medio ambiente. Bajo el liderazgo de Lorena Aguilar, que ahora es Vicecanciller de Relaciones Exteriores en mi país natal, Costa Rica, trabajamos de forma positiva y proactiva abordando estas lagunas de conocimiento a través de la promoción, utilizando capacitaciones, presentaciones y, lo que es más importante, probando el caso a través del trabajo de campo.

¿Cómo reaccionan típicamente las mujeres de los países en desarrollo con más tradiciones patriarcales al participar explícitamente en la toma de decisiones sobre la política de conservación?

Jamie: Esta es una pregunta habitual. En mis observaciones de mis colegas, su trabajo y sus compromisos, he llegado a aprender que estos sentimientos y pensamientos acerca de las "tradiciones patriarcales" ó"cultura" son más bien para asegurar que la gente tenga información acerca de cómo el empoderamiento de las mujeres y el avance de la igualdad de género se trata de levantar familias enteras, comunidades y entornos junto con las mujeres. En algunos lugares, hemos trabajado con mujeres a las que, en un principio, sus maridos les dijeron que no podían participar en oportunidades empresariales. Al abordar las preocupaciones, explicar los beneficios económicos e incorporar consideraciones relativas a las funciones no productivas, hemos visto a estos hombres no sólo dar su bendición, sino también convertirse en los orgullosos esposos de las mujeres emprendedoras. Como diría siempre un buen amigo, si todo el mundo está dispuesto a aceptar los teléfonos móviles, también puede aceptar otros cambios.

¿Puede darnos un ejemplo de una historia de éxito: una acción de conservación con plena igualdad de género en la planificación y ejecución?

Jackie: En 2016, el GGO de la UICN proporcionó apoyo técnico a más de 30 organizaciones que trabajan en la conservación de la región andino-amazónica para incorporar el género en su trabajo. Una de estas organizaciones fue el Instituto Amazónico de Investigación Científica Sinchi, un instituto de investigación sin fines de lucro del Gobierno de Colombia encargado de llevar a cabo investigaciones científicas relacionadas con la región amazónica de Colombia para comprender mejor la región y cómo protegerla. Trabajamos estrechamente con el Instituto en un análisis de género para un estudio bio-prospectivo en tres departamentos de la región. Al incluir las cuestiones de género en su metodología y análisis de investigación, el Instituto pudo informar sobre 45 nuevas especies que no habían sido identificadas anteriormente en la región, ya que las mujeres y los hombres locales tenían un conocimiento diferenciado de las especies. Los resultados de este proceso pusieron de relieve, por consiguiente, el importante papel y los conocimientos que pueden tener las mujeres amazónicas en la elaboración de políticas e iniciativas relacionadas con la ordenación forestal y la seguridad alimentaria.

Jamie y Jackie, ¡muchas gracias por sus respuestas! Nosotros, el equipo SOS de la UICN, les deseamos a ustedes y al resto del GGO mucho éxito en su importante trabajo.

Este post aparece originalmente en Salvar nuestra especie, accesible aquí.