RESIST: Las defensoras de los derechos humanos medioambientales de Nepal se resisten a la violencia de género

Subvencionado: DanChurchAid, Federación Nacional de Mujeres Indígenas, Foro por los Derechos de las Mujeres Dalit
País: Nepal

Resumen

Este proyecto abordará la violencia de género que afecta a grupos de mujeres marginadas (mujeres indígenas tharus explotadas en régimen de servidumbre y mujeres dalit discriminadas por su casta) que participan en la protección, gestión y uso de bosques comunitarios para conservar los recursos forestales y defender los derechos humanos. Estas mujeres sufren acoso y abusos físicos y verbales por parte de las fuerzas de seguridad de las zonas protegidas, así como violencia por parte de quienes se dedican a la tala ilegal. El proyecto abordará estos retos para ayudar a garantizar que las mujeres tengan un acceso seguro a los recursos forestales para contribuir a los objetivos de adaptación y mitigación del cambio climático, al tiempo que trabaja con periodistas en la narración de historias centradas en las supervivientes para sacar a la luz los problemas.

Resultado previsto

Las mujeres están más capacitadas y más a salvo de la violencia de género para participar en la gestión y protección de los bosques.

Compromiso comunitario previsto

Refuerzo de las capacidades de 5.000 personas -miembros de 50 Grupos de Usuarios de Bosques Comunitarios- contra la violencia de género en la gestión comunitaria de los bosques; apoyo a 375 defensoras de los derechos humanos medioambientales.

Alcance previsto

El proyecto pretende llegar a 48.047 miembros de la comunidad a través de campañas de sensibilización

Antecedentes de la situación

En el distrito nepalí de Kailali, la comunidad indígena tharu y los emigrantes dalit de las colinas han sido históricamente marginados y explotados a pesar de representar un gran porcentaje de la población. Los tharu son explotados mediante las prácticas kamaiya y kamlari (trabajo en régimen de servidumbre) y los dalit sufren discriminación por motivos de casta. Aunque estas prácticas están prohibidas por el gobierno, siguen siendo habituales, especialmente contra las mujeres, que son esenciales en la gestión y el uso de los recursos naturales de los bosques comunitarios para su sustento y alimentación. Las mujeres también sufren acoso verbal y abusos físicos por parte de los guardas forestales, que les impiden el acceso a los bosques y les impiden acceder a productos madereros y no madereros esenciales. También sufren violencia cuando se enfrentan a madereros ilegales y cazadores furtivos. En los grupos comunitarios de usuarios de los bosques, se desalienta a las mujeres y se les impide participar en la toma de decisiones, sufriendo acoso y violencia para mantenerlas al margen. 

Enfoque del proyecto

DanChurchAid (DCA), junto con la Federación Nacional de Mujeres Indígenas (NIWF) y el Foro por los Derechos de las Mujeres Dalit (DWRF), lanzan RESIST. El proyecto complementa los actuales esfuerzos de conservación medioambiental llevados a cabo por grupos comunitarios de usuarios de los bosques y aborda la violencia de género para que las mujeres y las niñas tengan un acceso seguro a los recursos forestales que les permita contribuir a la adaptación al cambio climático y a su mitigación. Los socios del proyecto trabajarán en coordinación con la Oficina Forestal de la División, dependiente del Ministerio de Medio Ambiente y Silvicultura, para integrar la prevención, mitigación y respuesta a la violencia de género en políticas que ayuden a proteger a las mujeres tharu y dalit dedicadas a la protección, gestión y uso de los bosques. El proyecto también trabajará con periodistas en la narración de historias centradas en las supervivientes para concienciar, al tiempo que identifica y moviliza a los defensores masculinos dentro de los Grupos de Usuarios Forestales Comunitarios para que promuevan la igualdad de género y se abstengan de utilizar el acoso y la violencia para impedir la toma de decisiones por parte de las mujeres.